EL DESAFÍO DE CORRER EN EL FIN DEL MUNDO

Crece la tendencia de los corredores urbanos que buscan “escaparse” de la ciudad y estar en contacto con lo agreste.

Cada año son más los runners que dejan la calle y se atreven a volcarse a las carreras de trail, trekking o senderismo, osando desafiar los ascensos a cerros y montañas en la Patagonia argentina. Recorridos que van desde las 30 kilómetros hasta llegar a los 200 son parte de los desafíos, con alturas máximas que llegan a los 2.800 metros por sobre el nivel del mar.

Las temporadas comienzan con una amplia variedad de carreras para todos los gustos. El Cruce Columbia, El Origen, La Misión, Ushuaia Trail Race Fin del Mundo  o 4 Refugios son algunas de las alternativas que los aventureros pueden elegir, con diferentes escenarios y desniveles o dificultades técnicas, pero al mismo tiempo, con un mismo punto en común: las montañas. Las carreras se dividen entre las que tienen un día de carrera, o de varias jornadas, con campamentos o non-stop.

Caminos por los filos, escoriales, imponentes paisajes de volcanes y cerros, atravesar lagos y arroyos como también senderos y bosques son parte del recorrido.

Buscando respuestas

El psicólogo especializado en el área deportiva Raúl Barrios (Matrícula Nacional 35725) analizó el interés por llevar adelante este tipo de desafíos teniendo en cuenta el origen del deporte: “La actividad física siempre estuvo vinculada a eventos al aire libre y en contacto con la naturaleza y que reparan cierto riesgo, además de la necesidad de los runners urbanos de escaparse de la ciudad y estar en contacto con lo agreste”.

“El atleta elige el Sur para correr es una instancia media en relación al montañismo sin llegar a más de 2.800 metros del nivel del mar. Además, en el plano psicológico, el ser humano tiene una tendencia de desafiarse y ver hasta dónde llega su resistencia, exponiéndose a bajas temperaturas, desgastes energéticos, terrenos irregulares y cierto peligro por senderos que no son de sencillo tránsito.

Uno lleva su esfuerzo a un esfuerzo, aceptable, pero real”, remarcó.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*